La problemática adolescente es uno de las causas que más pueden alterar el buen funcionamiento de la dinámica familiar.  Es en esta etapa de crecimiento tanto físico como psicológico donde terminamos de desarrollar nuestra personalidad pero al ser una etapa de transición  siempre es mucho más complicada que otras etapas de la vida.

Durante la adolescencia se van a cuestionar los valores familiares y sociales adquiridos durante la niñez, provocando cambios significativos en la conducta. Muchos de esos cambios no van a ser un problema pero otros si.

El grupo de iguales es la mayor referencia en la adolescencia

Uno de los cambios más relevantes es la alteración de sus figuras de referencia. En la niñez suelen ser los padres, pero en la adolescencia pasan a ocupar este lugar los iguales; es decir otros adolescentes.

En el mundo de hoy, debido al desarrollo de las tecnologías de la comunicación, la influencia del grupo de iguales es enorme ya que las comparaciones y los modelos de conducta del grupo de iguales están disponibles a todas horas y pueden ser vistas, y también criticadas al momento por prácticamente todas las personas del grupo. Este tipo de influencia puede causar mucho daño al desarrollo personal durante este periodo, generar problemas de conducta y graves alteraciones del estado de ánimo y la autoestima. 

Es cierto que la muchos de los problemas que pueden tener l@s adolescentes son comunes con los problemas adultos, aún así hay algunos que son predominantes en este momento evolutivo:

-Problemas relacionados con la formación: Es posible que aparezcan en esta etapa bajadas importantes del rendimiento académico o conductas de falta de respeto al profesorado. La falta de motivación y la focalización de la atención en otros intereses.

-Las faltas de respeto hacia los padres son muy comunes y pueden llegar a ser graves. Es importante abordarlas para que no se consoliden.

-Problemas con la alimentación y el ejercicio. Los cambios físicos de la adolescencia pueden provocar graves cambios en la manera en la que los adolescentes se perciben. La comparación con las demás personas puede contribuir a que aparezcan formas de “compensar” estos cambios dando lugar a la aparición de problemas graves como la anorexia, la bulimia y muchos otros trastornos.

-Problemas de bullyng y ciber acoso.   El abuso dentro del entorno escolar o el ciber acoso a través de internet son dos  factores que pueden  dañar gravemente al adolescente, llegando a poder producir daños psicológicos a largo plazo.  Muchas veces este tipo de problema es muy difícil de detectar, lo solemos descubrir por pruebas indirectas; no querer ir al colegio, pérdida de materiales con demasiada frecuencia,  golpes con explicaciones “dudosas”, cambios bruscos de ánimo… Existen muchas pruebas indirectas; si quieres saber más sobre el bulling y el ciber acoso consulta la web de P.I.C.A Rías Baixas

Las vías de escape y las compensaciones ayudan a l@s adolescentes a sobrellevar el estrés

-Problemas del estado de ánimo. Son muy frecuentes y, aunque no suelen ser graves, conviene no quitarles importancia porque pueden desencadenar depresiones o distimias.

-Ansiedad. Los cambios siempre son estresantes. En la adolescencia son comunes las crisis de ansiedad y no siempre l@s adolescentes cuentan con formas de enfrentarse a esa emoción. Aprender técnicas de regulación emocional y de activación parasimpática puede resultar muy útil para ell@s.

-Problemas de consumo de sustancias. La adolescencia es experimentación; es en este momento donde existe mayor riesgo de que se produzcan “tonteos” con las drogas (legales o no). Es importante prestar atención a este tipo de conductas pues pueden llegar a producir adicciones y daños graves al desarrollo del cerebro adulto.

-Problemas en la esfera sexual. La maduración física trae el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios y la sexualidad. También es muy importante el desarrollo de la identidad sexual y su aceptación. La buena comunicación, un entrono de confianza e información fiable son las mejores herramientas para prevenir problemas en este campo.  Quizá el mayor peligro de este campo sea la posibilidad de sufrir o ejercer abuso sexual; por desgracia es un problema más frecuente de lo que pensamos. Es muy importante hablar  tanto con ellos como con ellas sobre este tema para que comprendan que no deben realizarlo ni permitirlo y sobre todo denunciarlo si son testigos o si les ocurre. Un clima de confianza en casa en el que se pueda hablar de todo es la mejor herramienta para educar y para tratar cualquier tema, incluso una tan difícil como este.

Si quieres más información sobre el abuso sexual en la infacia y la adolescencia consulta la web de AMINO Galcia.

Aunque muchos de los problemas más comunes de los adolescentes se parecen a los problemas de los adultos, el abordaje es siempre diferente.  

Es muy común que l@s adolescentes no quieran acudir a consulta; en estos casos ofrecemos “entrenamiento” a sus padres y madres para que puedan ayudarlos sin la participación directa de un profesional pero estando asesorados por uno.

 

Pide cita online                                         Infórmate sin compromiso